S?bado, 04 de abril de 2009

LA SEMANA SANTA DE ANTAÑO  

Semana santa… ¿Pero qué es la Semana Santa?  Es la semana previa a la Pascua que comienza con el Domingo de Ramos. En esta semana se celebran ritos solemnes para conmemorar la pasión, muerte y Resurrección de Jesucristo. Celebraciones especiales recuerdan la institución de la Eucaristía en el Jueves Santo; lecturas de las Sagradas Escrituras, oraciones solemnes, y la veneración de la cruz recuerdan la crucifixión de Cristo el Viernes Santo. El Sábado Santo se conmemora el entierro de Cristo; los oficios de vigilia de medianoche inauguran la celebración de la Pascua de Resurrección. Tanto los cristianos católicos romanos como los ortodoxos llaman a la Semana Santa 'Semana Grande' porque en ella conmemoran las grandes acciones y sacrificios de Dios para redimir a la humanidad. Y en los Estados Unidos donde vive un gran porcentaje de judíos a la Semana Santa se le llama “Vacaciones de Verano”

Pero olvidémonos un poco de las celebraciones y oficios religiosos de la Semana Mayor como también se le conoce, para recordar la que se perdió en el pasado; para recordar aquella Semana Santa de verdadero recogimiento y rigurosa abstinencia. Empecemos recordando cuando las amas de casa, verdaderas campesinas, reemplazaban la carne en los platos familiares por alimentos preparados con lo cosechado en el campo; y, muy a pesar de ser semana de abstinencia degustábamos tanto en masato como el arroz con leche, el “cuchucu”,    la mazamorra de plátano, la mazamorra de “cabuya”, el peto, el sancocho de  guandú, de fríjoles, o de zaragozas. Y, como postre, en una totuma pequeña, para chuparse los dedos, porque con los dedos disfrutábamos de una variedad de dulces que  intercambiaban con las buenas vecinas de entonces.

Ahora, en los viernes santos, ya los árboles no derraman la sangre de Cristo por la herida recibida al momento del golpe del hacha de plateado filo y acerado temple. Hoy, no se ven fantasmas de penitentes caminando por el campo lacerando sus espaldas a fuertes latigazos, pidiendo redención; y, en los bosques aledaños, huyendo del dedo acusador,  tampoco se esconde aterrado el judío errante; y en el patio de la casa, tampoco se coloca la ponchera de agua con un huevo en su interior a esperar la plomada del sol para ver en ella la Cruz de Cristo reflejada

Se han perdido las costumbres; se han perdido las creencias, y los mitos y leyendas de extraños caminantes e insólitos sucesos sin explicación alguna. Y, también, tanto  la tradición como el recogimiento, se quedaron enterrados en el pasado.

Por eso, cuando veo a la juventud y a los de solvencia económica disfrutando de la Semana Santa con el pretexto del descanso merecido, mientras escuchan enloquecedora música estridente, engullendo sancochos trifásicos y libando los embriagantes licores acostumbrados, en verdaderos bacanales que envidiarían los más soberbios ricachones, olvidados de los oficios y ritos religiosos; de los monumentos para adorar al Altísimo y   conmemorar, evocar o recordar (como quiera decir)  la pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo; suelto, como siempre, observando el extraño mundo en que vivimos, mi grito que ha de filtrarse en los desprevenidos oídos de los creyentes..

¡Ah mundo! ¡Si te viera mi abuela por un hoyito!

Escribió FERMÍN MOLINA VARGAS

Juan de Acosta, 4 de abril de 2009.          

Enlaces:

http://www.poetasdelmundo.com/verInfo_america.asp?ID=5021

http://www.poetasdelmundo.com/verNot.asp?IDNews=1688

http://www.redescritoresespa.com/M/molinaV.htm  

http://www.EveryOneWeb.es/ferminmolinavargas

http://miarroba.com/usuarios/miperfil.php

http://www.facebook.com/group.php?gid=32073739222&ref=ts#/profile.php?id=1234087409&ref=profile

http://ferminmolinavargas.blogcindario.com

Correos electrónicos

Fermovar100@hotmail.com

1234567@telecom.com.co

 


Tags: Blogs, actualidad

Publicado por 7771947 @ 17:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios